El guitarrista PIPO ROMERO presenta su tercer álbum IKIGAI

IKIGAI es el nuevo álbum del guitarrista gaditano PIPO ROMERO. Siete composiciones que conformarán la experiencia sonora que propone Pipo en su tercer trabajo discográfico, que sale a la venta este Viernes 1 de Abril.

IKIGAI es un concepto japonés que significa «la razón de vivir» o «la razón de ser». Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda en uno mismo, profunda y a menudo prolongada. Esta búsqueda es considerada de mucha importancia, ya que se cree que el descubrimiento del propio ikigai trae satisfacción y sentido de la vida.

Pipo Romero ha emprendido un camino que estaba desierto pero que le ha conducido al corazón mismo de la guitarra que siempre ha llevado dentro. En la soledad de esa travesía, el guitarrista gaditano ha sido capaz de escuchar su propio latido, el fluido líquido de la guitarra y la savia del flamenco; mientras hacía suyos los ecos del folk, y de las tradiciones musicales a los dos lados del océano.

IKIGAI es el tercer álbum de Pipo Romero que representa, (como el propio concepto japonés significa), la razón de ser y la motivación personal del artista a través de su propia obra, un norte, un sentido de la vida. Este tercer disco es una oda a los folklores españoles y su cruce con los folklores atlánticos, pero ejecutado y compuesto con una guitarra de cuerdas de acero en vez de la tradicional guitarra española. Lleno de colores, matices, desde lo más puro y auténtico de la raíz pero con las puertas abiertas hacia múltiples fronteras tanto espaciales como temporales.

Pipo Romero es un compositor y guitarrista procedente de Cádiz. Su música proviene de la esencia de esta ciudad y de las músicas, influencias y folklores de distintos lugares del mundo. Su original e inédito enfoque de su música y su instrumento lo ha convertido en uno de los artistas más relevantes en el mundo de la guitarra acústica.

IKIGAI – Track by track

1. «De las cosas que nunca dije». Pasodoble sinfónico con aires Ítalo-Argentinos de sensible pero alegre melodía, y dinámicas cinematográficas con la guitarra acústica llevando la voz cantante.

Este pasodoble fue escrito por el artista a su padre, haciendo referencia a las cosas que nunca le pudo decir antes de fallecer. Un homenaje irónico ya que no era un gran fan del folclore gaditano, y bajo el punto de vista personal, le hubiera mejorado el sentido del humor y la propia felicidad. Con su alegre caminar que evoca a los ritmos de los pasodobles de los carnavales de Cádiz a caja y bombo. Con aires de BSO de películas clásicas y melodías alegres que viajan desde Argentina a la España de principios del siglo XX, pero con el toque innovador de la guitarra acústica de cuerdas de acero como solista. Folklore, romanticismo, sensibilidad y esperanza son las herramientas utilizadas, como colores en un cuadro en el primero de los siete temas que componen la experiencia sonora que propone Pipo romero en su tercer trabajo discográfico IKIGAI.

2. “Intemporal”. Bulerías de tres movimientos que viaja desde la tradición española al world music con sonoridades mediterráneas, celtas e influencias
rockeras que le aportan las técnicas de Fingerstyle moderno de la guitarra acústica.

Estas bulerías fueron compuestas bajo un sentimiento de reclamo del derecho de las personas a sentirse flamencas sin ningún tipo de ataduras y sin importar el nivel de comprensión de una de las músicas más personales y difíciles del mundo. Un periplo de tres movimientos con 3 personalidades distintas: La raíz con unas bulerías de Jerez. La evolución de la misma por la cultura española con melodías de aire coplero Y por supuesto el último movimiento con las músicas del mundo, llevando la melodía al unísono entre una Guitarra Acústica, la Armónica de Antonio Serrano, el Violín de Alexis Lefevre y el Whistle irlandés de Javier Márquez. Un paisaje enérgico de respeto y cariño hacia el Flamenco a la par de una gran rebeldía y libertad de expresión. Muy de aquí y muy de allí.

3. “Privo di luce”. Nana con tintes del clásico español y del world music, con un mood de ternura y esperanza, con una preciosa melodía a guitarra y voz que teletransporta a las grandes bandas sonoras de antaño.

Hay momentos en los que las cosas no salen como nosotros queremos. En la montaña rusa de la vida hay que estar muy preparado para ellos y, aunque nos encontremos sin luz (Privo di luce en italiano), lo mejor es tomar perspectiva, intentar levantarse y volver a mirar desde la mejor óptica posible. Esa es la vivencia que propone esta mágica canción, que empieza su viaje con una melodía de guitarra y una voz con la ternura con la que podría cantar una madre a su bebe al oído. Esa voz, que entonan el propio Pipo Romero junto a Manuel Pilas (la voz del Bella ciao de La casa de papel) y va pasando por estados anímicos inspirados en el opus35 de Tchaikovskyy, finalmente se arma de valor para acabar por bulerías entre colchones de violines y percusiones cinematográficas. Tal vez el tema más especial del artista hasta la fecha. Si IKIGAI es una obra difícil de etiquetar, este capítulo sería quizás el mas complicado de catalogar ya que su personalidad excede cualquier tipo de definición posible.

4. “Melodías de un febrero”. Canción instrumental de melodía celta defendida al unísono entre violines, whistles, acordeones y por supuesto la guitarra acústica de Pipo Romero que fluye entre dos paisajes rítmicos, Irlanda y el sur de España. La visión del Irish folk a la andaluza.

Tal vez el tema más fiel al folk del disco, pero por supuesto llevado a la “andaluza” por un gaditano que tras muchos viajes y cruces de culturas, en el Folk Alliance (festival de folk internacional en Norteamérica) se encuentra con multitud de instrumentistas especialistas que le inspiran para crear una melodía que transcurre entre los 12/8 irlandeses con bohdran flautas y violines hasta rítmicas abandoladas de Andalucía al 3/4. Pegadizas, pizpiretas y juguetonas son estas melodías que se compusieron a lo largo de febrero de 2019, ese febrero que Pipo Romero viajó entre el folk y la nieve por la Canadá atlántica y que le dio las vivencias para traerse de vuelta uno de los temas mas alegres de IKIGAI.

5. “El Viento”. Rumba de poderoso ritmo, pegadiza melodía y personalidad anglosajona. Un repaso a las técnicas de fingerstyle moderno con una guitarra acústica que transcurre por un camino de palmas y patrones con mucho groove.

¿Cuántos estilos pueden transcurrir al son del viento? ¿Qué te hace sentir la rumba el funk o el folk de medio-oeste Americano? ¿Qué tienen en común todos ellos? La sensación de querer bailar. Eso es lo que nos transmite esta composición que se expone lentamente desde una obertura de guitarra libre hasta el trenecito rítmico que acompaña a una de las melodías más pegadizas del disco. Una autopista de cajones y palmas entre la rumba y el groove funk de la guitarra Tal vez esa guitarra es más fiel al modern fingerstyle de los grandes de la acústica como Don Ross. Pero siempre con ese toque que hace único al proyecto y que resuena siempre con su Andalucía por bandera.

6. “Las Gracias”. Alegrías de Cádiz de fiel compás a la par de creativas. Un poco más lentas y más sensibles de lo tradicional y con un toque blues que las lleva por momentos a terrenos más propios del Great American Songbook.

¿Se nace o se hace un gaditano con el compás de Cádiz? Está claro que el trabajo prima con creces al talento, pero nacer en Cádiz e inundarte de su sal y su claridad ayuda para llevar su compás en el ADN. Aunque Pipo Romero tiene otro tipo de formación musical, buscó dentro de sí y encontró su parte más sureña, la de su tierra y le dio las gracias a su Cádiz por ese regalo. Un regalo que comparte con nosotros en forma de estas alegrías con influencias del sureste de Estados Unidos, como Alabama o Georgia, y con todo el sabor del sur.

7. “La Narcisa”. Tango Argentino con aires copleros y de chotis madrileño defendido solamente con la guitarra acústica. Un puente entre culturas iberoamericanas.

Este tango argentino es una etopeya de un personaje inventado por el artista hecho canción. El personaje de la Narcisa es chulesca es apasionada e intenta mostrar su narcisismo a través de la extrema dificultad de la pieza. Una personificación musical que cierra con humor e ironía este viaje por los sentidos y razones de vida de Pipo Romero: su IKIGAI. La conjunción de experiencias más fuertes, preparadas y conceptuales que compuso hasta la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.